Reunificar Deudas - Condiciones de Contratación

Condiciones Generales

La Reunificación de Deudas consiste básicamente en la agrupación de distintos préstamos en un préstamo único, generalmente dentro de la hipoteca de la vivienda, lo que permite reducir la cuota mensual del préstamo global ampliando el periodo de duración general del crédito hipotecario íntegro. El procedimiento consiste en establecer una nueva hipoteca, llamada a veces segunda hipoteca, y cuyo monto debe ser suficiente para cancelar la primera hipoteca y asegurar un capital disponible para cubrir el resto de pagos que se pretenden englobar. La ventaja de este tipo de operatoria es que el interés aplicado mensual será menos, que si se acude a un préstamo rápido e incluso mejores condiciones que el préstamo personal.

Es conveniente efectuar un buen estudio económico de la situación financiera personal antes de pensar en una refinanciación para conseguir una reducción en las cuotas mensuales ampliando la duración de los plazos pendientes.

Es aconsejable siempre antes de optar por una refinanciación de deudas preguntar y tener constancia por escrito de todos los gastos, comisiones, pagos e impuestos que devengaría dicha refinanciación.

El acreedor recuerda que estas operaciones tienen costes de tramitación y formalización; los créditos que se cancelan suelen aplicar comisiones o penalizaciones por pago anticipado; las modificaciones en las hipotecas acarrean gastos de notario, registro e impuestos, y la apertura de una nueva conlleva otras comisiones y desembolsos.

Todas las solicitudes de Reunificación van vinculadas a un préstamo hipotecario.

Porcentaje de endeudamiento máximo permitido 30%, sobre los Ingresos netos mensuales. En caso de grandes ingresos mensuales nos permiten un ratio de endeudamiento máximo hasta el 40% sobre los ingresos netos mensuales, incluido en estos porcentajes la nueva cuota a pagar.

Los plazos habituales de amortización varían de 5 a 30 años, ampliando en raras ocasiones el plazo máximo de amortización del crédito o préstamo Hipotecario. Dependiendo de la edad del solicitante.

Disponer de una vida laboral continuada y fuera de trabajos de alto riesgo como pueden ser la construcción o el transporte, etc... La misma seguridad ofrecen los contratos eventuales o de fin de obra.

No estar incluido en ningún listado de morosidad, es vital para optar al crédito bancario, en el caso de estarlo, le ofreceremos la alternativa de Microcrédito Garantizado hay que reconocer que el préstamo hipotecario es el que mejores condiciones tanto en % de interés aplicable sobre el capital prestado, como en los plazos de amortización nos ofrece, ante cualquier otro medio que podamos ofrecerle de financiación.